El camino del héroe

La cantante y poeta colombiana, Soraya, dijo una vez: “Un héroe puede ser una persona normal capaz de sobrepasar eventos extraordinarios con gracia y dignidad”. Y es que cuando vemos que alguien cumple sus sueños, a menudo pensamos que se trata de una persona extraordinaria sin ningún parecido con nosotros. Nos olvidamos que esa persona, una vez, también pensó que no era un héroe.

El camino del héroe - Creative Coaching

Tal y como os dije en el post anterior, os voy a hablar de algo que a mí me gusta mucho: el camino del héroe. Puede que no os suene el nombre, pero estoy seguro que lo has visto en multitud de películas o series. En este video se explica con algunos ejemplos:

¿Os suena alguna de las películas? ¿Os gustan?

Efectivamente el camino del héroe se compone de 12 pasos:

  1. Mundo ordinario
  2. La aparición del sabio anciano
  3. Llamada a la aventura
  4. Mundo especial
  5. Instrucción del candidato
  6. Las primeras heridas
  7. Visita al oráculo
  8. Descenso a los infiernos
  9. Desaparición del sabio anciano
  10. Salida de los infernos
  11. Prueba suprema y resurrección
  12. Regreso al hogar

Creo que cada uno de nosotros lleva un héroe dentro y andamos por nuestro propio camino del héroe. Claro que en las películas hay más efectos especiales y como mucho el camino dura unas dos horas, bueno, casi tres, que últimamente las películas se empeñan en ser largas, y más con las versiones extendidas.

Quizá tu camino no tenga todas esas explosiones de por medio, ni puedas detener las balas con la mano como hace Neo. Seguramente también te lleve algo más de 2 o 3 horas. Pero, ¿te identificas con algún paso en particular? ¿En qué punto de tu viaje te encuentras? ¿Ves relación entre tu vida y el camino del héroe? ¿Seguro que no eres un héroe?

Mmm, vamos a verlo en detalle.

1. Mundo ordinario

Este es el comienzo. El mundo donde nos encontramos. El día a día que vivimos. Esto es lo que ya conocemos. Es nuestra zona de confort.

En este mundo somos esas hormigas que van todos los días a trabajar, que se meten en el metro a presión, que comen de 2 a 3 y hacen todo lo que se espera de nosotros. Estamos cómodos en este mundo, no conocemos otra cosa o pensamos que cualquier otra cosa es inalcanzable porque no creemos que somos héroes.

2. La aparición del sabio anciano

No tiene por qué ser un anciano. Puede ser alguien más joven que tú, puede ser un compañero, tu pareja, tus padres, tus hijos, incluso una foto o un vídeo.

Se trata de esa persona que te hace click, que te hace pensar que hay algo más. Esa persona te descubre un mundo más allá del que conocías y a ti te intriga… Te despierta el gusanillo por una vida mejor. Quieres saber más.

3. Llamada a la aventura

Y ese sabio anciano no sólo te pone la miel en los labios y luego se va, dejándote con el sabor amargo de no haberlo probado. Sino que te dice que tú eres capaz de hacerlo también. Y esa es la llamada a la mayor aventura de tu vida: la aventura de vivir la vida que sueñas.

4. Mundo especial

Ese es el mundo donde deseas vivir. De repente se vuelve real. Ya no es algo que solamente consiguen esas personas desconocidas que aparecen en los medios. Ahora sabes que mundo que sueñas existe y que lo quieres para ti. Todavía no sabes cómo puedes conseguirlo, incluso todavía puedes tener alguna duda, pero estás dispuesto a ir a por él.

5. Instrucción del candidato

Como a los héroes de las películas, nosotros también necesitamos que nos instruyan.

Ese mundo especial te llega sin esperarlo y, como otra situación nueva a la que te hayas enfrentado, te das cuenta de que no sabes qué tienes qué hacer ni qué herramientas tienes para afrontar la situación.

Este es el periodo de aprendizaje. Es cuando realizamos esos cursos que nos preparan para dar el gran salto, para nuestro cambio. Es donde adquirimos la experiencia que necesitamos para afrontar este nuevo mundo especial.

6. Las primeras heridas

Aunque no todo es bonito y no sale tan rápido como nos gustaría, pues todo aprendizaje lleva su tiempo.

En esta fase nos damos cuenta del esfuerzo que supone el camino. Y aquí es donde la mayoría de las personas abandonan, ante las primeras heridas.

¡Ojalá fuera todo bonito, fácil y rápido!

7. Visita al oráculo

¿Y si cuando entran las primeras dudas, hay alguien que cree en ti? ¿Y si pudieras vislumbrar con todo lujo de detalles como será tu vida cuando te conviertas en el héroe que estás destinado a ser?

Eso es lo que hace el oráculo; nos muestra el lado bueno y el lado malo de nuestras decisiones. Y para bien o para mal, tenemos que ser consecuentes con ellas. Tanto si decidimos continuar como darnos por vencido.

Porque eres conscientes de la vida que te espera a ambos lados de esa puerta; por un lado, aquella que ya conoces y no te gusta; por otro, aquella vida que deseas y por la emprendiste este camino.

¿Qué decisión vas a tomar?

8. Descenso a los infiernos

Esta vez las heridas son más profundas. Sobre las magulladuras anteriores salen otras nuevas. Perdemos lo que teníamos antes de comenzar este viaje y nos derrotados.

Pero lo que no te das cuenta es que, para poder poner cosas nuevas en tu vida, es necesario desprenderte de las viejas (en este post te explico cómo). Con este descenso, los viejos recodos de tu vida anterior comienzan a desaparecer.

9. Desaparición del sabio anciano

Si quien nos enseña está siempre a nuestro lado, al final nos acostumbramos a acudir a él en los momentos difíciles y no acabamos de hacer las cosas por nuestro propio pie.

Esta es una de las labores más gratificantes del coach; el desaparecer en el momento correcto. Parece una contradicción, ¿no? Sin embargo, se trata del regalo de la confianza, del reconocimiento de que estás en el camino correcto y que eres capaz de continuar por ti mismo.

Por muy difícil que parezca en un primer momento, hay una parte del camino que tienes que andar solo.

10. Salida de los infernos

Esta salida se produce cuando aceptamos que dejamos atrás la vida que teníamos antes y que hemos salido de nuestra zona de confort.

Y la vez que asumimos esta pérdida abrazamos todo lo nuevo y bonito que se pone delante de nuestro. Ante ti tienes infinitas oportunidades.

¿Estás dispuesto a aprovecharlas?

11. Prueba suprema y resurrección

Y a pesar de todo el camino que ya has recorrido, ¿qué más te falta para convertirte finalmente en el héroe de tu propia historia?

Pues seguramente me contestes que probarte a ti mismo de que eres capaz de hacerlo.

En esta fase está tu prueba. Puede ser conseguir tu primer cliente, puede ser cambiarte de empleo, puede ser hacer eso que llevas tiempo deseando hacer y que nunca te has atrevido, lo que sea. Te vas a enfrentar a tu prueba y vas a salir victorioso. Y si por alguna razón todavía no lo consiguieras, es porque no es tu prueba suprema todavía, sino que forma parte del aprendizaje.

Continúa hasta que superes tu prueba.

12. Regreso al hogar

Y aquí concluye tu camino del héroe. Has superado todas las pruebas. Te has demostrado de lo que eres capaz y ahora te mueves dentro de ese mundo especial que antes sólo habitabas en tus sueños.

Regresas al hogar siendo una persona distinta y más completa. La gente que te conoce lo notará. Quizá no sepa muy bien qué ha pasado, pero sabrán que algo ha cambiado. Porque, aunque aparentemente todo sea igual, nada volverá a serlo. Siempre fuiste capaz de hacer cosas extraordinarias y ahora, además, las estás haciendo.

Tu camino del héroe

¿Todavía no crees que eres un héroe?

Sea cual sea el punto del camino en que te encuentras, lo importante es que sigas adelante.

Estás destinado a convertirte en un héroe y vivir la vida que sueñas. Con el ejemplo ayudarás a otras personas a descubrir el héroe que llevan dentro.

Sé el héroe que estás destinado a ser

4 comentarios en “El camino del héroe

  • Un artículo muy interesante Carlos.
    En mi caso me siento completamente identificado con los puntos que mencionas aunque quizás no me considero un héroe hehehe, solo quiero tener la suerte de poder seguir mejorando cada día como persona y profesional.

    Muchas gracias.

    • El mejorar cada día ya es en sí una heroicidad. Ten en cuenta que es mucho más fácil quedarse en el sofá. Precisamente los héroes son los que deciden levantarse 😉
      Muchas gracias por comentar, Ruben!

  • Buf!!

    Supongo que en mi caso distinguiría las distintas facetas que son importantes en mi vida: Familia, amigos, realización personal, trabajo… Y en cada una de ellas estaría en una fase diferente. Demasiadas batallas abiertas… Lo importante es que en todas continuo avanzando 🙂

    • Gracias por comentar, Belén. Estoy seguro que vas avanzando y mucho más y mejor de lo que piensas. Muchas veces nosotros mismos somos nuestros mayores detractores mientras que nos es más fácil ser más permisivos con los demás. A por ello!

      Buen finde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies