Cómo empezar bien el año 2017

Acabamos de empezar el año y seguramente te estés preguntado cómo empezar bien el año. Quizá estés revisando esa lista de propósitos que se hace en estas fechas. Quizá ya hayas empezado, quizá los estés planificando o quizás hayas incumplido ya alguno… Este año te propongo algo distinto. Para empezar bien el año, empieza por echar la vista atrás al 2016… AHORA ES EL MEJOR MOMENTO PARA HACER UNA LIMPIEZA EMOCIONAL

Cómo empezar bien el año

Para empezar bien el año 2017

¿Echar la vista atrás? ¿Un coach? Esos que dicen que sólo miran hacían al futuro… ¿Cómo empezar bien el año 2017 fijándome en el 2016? Pues sí, por esta vez… y que no sirva de precedente, ¿eh?

A lo largo del año (los años) acumulamos una gran cantidad de recuerdos en forma de objetos desperdigados por casa, el trabajo, en el coche… en general por todos aquellos sitios que solemos frecuentar. Pueden ser regalos, puede ser ropa que nos hayamos comprado con motivo de una ocasión especial, pueden ser fotografías, etc. Lo importante es que cada uno de esos objetos provoca en nosotros una reacción emocional. Si esa reacción es buena, nos llenará de alegría rememorar ese recuerdo, pero si la reacción es mala… nos podemos quedar atrapados en ese trágico momento una y otra vez.

Lo que nos ata…

Cada objeto que te rodea tiene la esencia de la persona que lo colocó en tu vida o del recuerdo que evoca. Puedes creer o no creer en la energía, en eso que dicen algunos de que cada objeto tiene, y emite, su propia energía (yo es algo en lo que sí creo). Sea como sea, estoy seguro que te habrás enfrentado a situaciones donde al pasar por un determinado sitio o ver en tu casa algo concreto hace que, de repente, tu estado cambie.

Creo que el ejemplo más claro de esto es cuando rompemos la relación con una pareja. A partir de ese momento, parece que todo nos recuerda a esa persona, que miremos donde miremos, está ahí. ¿Cómo no va a estarlo si tenemos la casa llena de recuerdos de esa relación? Fotos, regalos, ropa, cualquier cosa nos recuerda a esa persona.

Por un lado, intentamos olvidar el dolor que nos ha causado la ruptura y por otro nos aferramos a ese mismo dolor manteniendo su esencia a nuestro alrededor. Y eso nos impide avanzar, nos estanca en un estado de somnolencia emocional que embota nuestros sentidos y nos hace revivir el dolor una y otra vez.

Pero ya lo dicen Carlos Vives y Shakira en su canción “La Bicicleta”: “Nada voy a hacer rebuscando en las heridas del pasado”. Y es absolutamente cierto. Para dejar espacio a nuevas experiencias, nuevos objetos y nuevas situaciones, primero debemos deshacernos de todo aquello que nos obstaculiza, que nos impide avanzar y que no hace más que llenarnos de tristeza.

Tu armario emocional

Piensa en un armario en el que está toda tu ropa desde que era pequeño. Las conservas todas y, por supuesto, el armario está lleno. La ropa se apila y no hay espacio para que esté bien doblada o simplemente algo ordenada. Pero tus gustos han cambiado. Ya no quieres ese pantalón que llevabas el año pasado, así que vas comprarte uno nuevo muy bonito. Llegas a tu casa con estupendo pantalón nuevo que te queda genial y lo vas a guardar en el armario. ¡PERO NO HAY SITIO! La única forma de meterlo apretarlo bien contra el resto de la ropa y se te va a arrugar y estropear incluso antes de habértelo puesto la primera vez…

Ese armario es tu vida y la ropa son todos esos objetos y recuerdos que ya no te sirven pero que siguen ahí. Cualquier buen momento que quieras atesorar en tu vida, te va a llegar arrugado, desgastado, porque no estás dejando el espacio necesario para atesorarlo como se merece.

No es fácil hacer este tipo de limpieza emocional (ni física). Y lo sé de primera mano porque este año lo he vivido. Para mí, el 2016 ha sido un año que ha marcado un antes y un después en mi vida, tanto para lo bueno y como para lo malo. Y en cuanto a lo malo, tuve que tomar una decisión, consumirme o seguir adelante. Decidí seguir adelante.

Fueron momentos difíciles para mí, la verdad. En cualquier sitio que miraba sólo veía recuerdos de una vida que ya no tenía. Pasó bastante tiempo hasta que por fin me armé de valor y me puse manos a la obra. HICE MI LIMPIEZA EMOCIONAL (os recomiendo acercaros a Marie Kondo, que es una artista del orden en todos los sentidos)

Mi limpieza emocional

En mi caso, fue una renovación completa. Repasé cada rincón de mi casa, todos los cajones, papeles que tenía acumulados, fotos, objetos. Incluso metí mano a toda la ropa que tenía. Literalmente limpié todo lo que ya no utilizaba y que era un lastre emocional.

Cómo empezar bien el año 2017El resultado es el que podéis ver en la foto. Aunque la calidad sea muy mala (no me di cuenta en su momento, sorry), creo que se puede apreciar muy bien la cantidad de cosas que saqué de mi casa. Ten en cuenta que debajo de las bolsas del fondo hay más bolsas.

Por supuesto que no me deshice de todo. Hay determinados recuerdos que sí guardo, porque, aunque pertenezcan a ese momento de mi pasado, son bonitos para mí y quiero conservarlos. Lo que sí hice fue quitarlos de la vista. Los guardé en un sitio que ya requiere de un esfuerzo si quiero mirarlo. De esa manera sé que están conmigo, pero no me afectan.

¡¡Pues con toda esta limpieza emocional imagínate la de espacio que tengo ahora para nuevos momentos y experiencias gratificantes y además puedo guardarlas muy bien en mi armario!! 😉 Y he de decirte que realmente estoy viviendo momentos maravillosos.

Pues eso es lo que quiero para ti en este nuevo año, en el 2017, que puedas atesorar momentos únicos y muy especiales. Para empezar bien el año, echa por una vez la vista al pasado, y limpia todo aquello que te ata a momentos dolorosos. Aléjalos de ti y haz espacio para que experiencias extraordinarias llenen tu vida.

¡FELIZ 2017!

4 comentarios en “Cómo empezar bien el año 2017

  • Totalmente de acuerdo Carlos! He empezado una limpieza profunda con el metodo de KonMarie. La ropa y los apuntes ya estan seleccionados, solo me he quedado lo indispensable. Y es magico, te sientes mas tranquilo y con espacio y energia para nuevas vivencias.

  • Muy cierto! Lo de la limpieza es algo que la mayoría de nosotros sabemos que tenemos que hacer… pero resulta tedioso y difícil. GRACIAS por incitarnos y motivarnos a ello 🙂
    FELIZ 2017 a tod@s

    • Aunque no resulte fácil, merece la pena hacerlo. Es increíble la de lastres que acumulamos sin darnos cuenta. Imagina cómo te sentirás cuando quites todas esas piedras de la mochila que llevas sobre tus hombros… ¡Menudo descanso! Eso nos permite también enfocarnos en lo que queremos y conseguirlo más rápido, pues ya nos hemos librado de esas cosas que nos frenan.
      Feliz año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies