¿Trabajas o eres un calienta sillas?

Ya sabemos que los horarios de trabajo en España son muy diferentes a los de Europa. De media trabajamos más horas pero somos menos productos. ¿Significa esto que somos unos calienta sillas?

Entramos a trabajar más tarde que otros países. Desayunamos en el trabajo. Tomamos café. Comemos con dos platos, postre y café. A media tarde paramos para merendar. ¿Para qué nos sirve?

Es preferible entrar a trabajar antes, centrarse en el trabajo sin tantas pausas y salir a una decente, en lugar de las 19 o las 20 a las que estamos acostumbrados. Y eso cuando salimos “pronto”, que todavía hay quienes escuchan a esa hora el comentario “jocoso” del jefe que pregunta “¿Te tomas la tarde libre?”

Calienta sillas¿POR QUÉ SOMOS CALIENTA SILLAS?

Los horarios que llevamos nos impiden conciliar la vida laboral con la familiar. Entonces, ¿cuál es el motivo por el que lo hacemos?

Es más un tema cultural que otra cosa. Siempre nos han enseñado que el que más horas pasa en la oficina es quién más trabaja. Sin embargo, esto no es cierto. En mi empresa, prefiero tener a una persona que se vaya todos los días a su hora habiendo realizado el trabajo que tenía que hacer, que tener una persona que se queda más horas para terminar sus tareas pendientes. Desde mi punto de vista, en esta situación pueden ocurrir dos cosas:

  • O bien esa persona no sabe desempeñar su trabajo adecuadamente y le lleva más tiempo del que debería
  • O bien la carga de trabajo no está bien repartida y tiene más tareas de las que puede acometer

Esta situación requiere de un estudio por parte de la empresa para saber cuál de los dos motivos es el culpable y, por supuesto, ponerle remedio.

Además, hay que acabar con esa cultura antigua de que hay quedarse más horas por “obligación” y que no se puede ir uno antes que el jefe. Habrá veces que será necesario, pero de lo contrario lo único que se consigue es devaluar al trabajador, que ve cómo el valor de la hora trabajada decrece.

La solución, ¿trabajar por objetivos?

Parece que hacia esto tiende el mercado. Horarios flexibles y un objetivo en mente, terminar el trabajo en una fecha concreta.

Yo estoy de acuerdo con este planteamiento que:

  • Permite al trabajador gestionar su propio tiempo
  • Permite tener tiempo libre cuando la carga de trabajo es baja
  • Permite mayor implicación en momentos de picos de trabajo

Por tanto, los trabajadores que son calienta sillas no ofrecen ninguna ventaja a la empresa. Sólo suponen un mayor gasto para ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies